Por Camila Bettanin. Fotos Gabriela Manzo

Es pequeñita pero se la ve inmensa, tiene más de 90 años y una juventud desbordante. Es Madre de Plaza de Mayo Línea fundadora y pelea, entre otras, las luchas feministas actuales: Nora Cortiñas, madrina del Norita Fútbol Club, equipo femenino que la homenajea, es inquieta, severa y fuerte. Un ejemplo de mujer argentina que encarna la dignidad de la lucha por la dignidad. Antes incluso de cruzar la calle para llegar cada jueves a la Plaza de Mayo, recibe saludos, mano alzada, besos orgullosos de chicos de primaria, antes de pisar la plaza se pone y acomoda el pañuelo blanco sobre la cabeza mientras a su alrededor la llaman cariñosamente Norita. Este año le robaron su querido bastón, y a veces sueña o piensa que, así como se lo llevaron, se lo van a devolver. Una esperanza clave, un mensaje al otro, el crédito a la justicia, el sentido de seguir en pie.

– En el momento que lo desaparecen a su hijo ¿qué era para él y para usted el peronismo?

– Las madres con sus hijos no hablamos mucho de su militancia por el miedo que ellos tenían de exponer a los padres. Mi marido era peronista, de Evita especialmente. Gustavo era de la juventud peronista y después estuvo en Montoneros. En el libro que salió ahora, yo me entero la historia de mi hijo. El periodista se ocupó de preguntar a los amigos, los compañeros, entonces fue surgiendo la militancia, la participación de él. Cuando se lo llevaron prácticamente él ya se estaba separando un poco, pero eso no tiene nada que ver. Él empezó a asumir su militancia con Carlos Mujica en la villa 31 a través de una compañera de trabajo a la que él le había pedido que lo llevara donde ella hacía su militancia.

– ¿Usted hizo una formación política?

– Todo lo que hicimos desde que salimos a la calle fue político, no fue partidista, pero político todo: salir a buscar, salir a denunciar la desaparición, fue el primer hecho político que hicimos en familia

– ¿Qué le da la calle a la política?

– La calle era salir a buscar a nuestros hijos y hijas que estaban siendo secuestrados. Desde el año 74 y 75 ya había empezado la represión, para el año 75 había ya más de 5000 presos políticos y torturados, después del 24 de marzo fue cuando masivamente la dictadura cívico-militar-eclesiástica y económica hace masivo y sistemático el sistema de la desaparición forzada. La desaparición forzada es el crimen de crímenes, cuando a una persona se las sustrae de todos de sus derechos absolutamente y donde ellos no saben dónde están y los familiares tampoco sabemos dónde están ellos.

-¿Cómo entiende el rol de madre?

– El seguimiento de la vida de una puede ir apegada al hijo, a los hijos, acompañando su crecimiento. El terrorismo fue un tsunami que pasó por mi casa y que arrasó con muchas cosas, era la libertad de un hijo y la pérdida de los derechos para saber dónde está para salir a buscarlo, no parar y desde ese momento dedicarme las 24 hs. del día a esa búsqueda

– ¿Cómo hace para estar en tantas luchas al mismo tiempo?

– Nunca fue obligación, siempre que salí a la calle fue por un compromiso visceral como fue del primer día y las Madres somos un movimiento que salimos a la calle de manera visceral. Cada desaparición provocó que la madre de la familia saliera, de acuerdo a las circunstancias y a los lugares donde se vive, hubo desapariciones que no fueron denunciadas en muchos años, porque la familia vivía alejada del centro ¿dónde podía hacer la denuncia, no?

– ¿Cómo ve hoy la lucha por la memoria, la verdad, la justicia, los organismos de derechos humanos?

– Se fueron creando otros organismos de familiares, de abuelas, de hijos, de hermanos, y cada grupo ha decidido cómo encarar la lucha, nos juntamos cuando coincidimos, pero cada organismo es independiente totalmente en su modo de actuar.
-¿Qué le recomendaría a los que inician esas luchas?

– Cada persona decide en qué momento de su vida incorporarse. A veces son las circunstancias, caso Arruga, caso Santiago Maldonado, familias que nunca habían salido a la calle y que la circunstancia hace que salgas a pelear por la violación de un derecho humano. En todos los tiempos siempre fue la violación de los derechos humanos por parte del Estado. No somos los particulares, los civiles, sino es el Estado el que viola los derechos humanos por eso la pelea es para buscar la justicia a través de la defensa de los derechos humanos en cada caso, en cada familia. La pelea es hacia el estado, el Estado es el que tiene que responder.

– ¿Cómo ve hoy la juventud?

– La juventud en nuestro país y como muchos países que he estado visitando, es una juventud que está limpia, está dispuesta a pelear por los derechos del pueblo, acá en Argentina tenemos en estos días una juventud que quiere militar pero que es también reprimida y perseguida entonces se hace difícil hoy por hoy para la juventud poder seguir una carrera, sale muy caro. Las instituciones dedicadas a la enseñanza, está todo muy restringido por el gobierno, sin presupuesto, querían un país de imbéciles e ignorantes, no lo van a lograr, no van a lograr que nos volvamos locos desde luego, la política es alienante, es despido despido despido, bueno es una política fachista de derecha, ya bien expuesta todas las intenciones que tienen, cada día parecería que se equivocaran, no se equivocan, saben bien lo que quieren hacer, quieren hacer un vaciamiento del país para un grupo de ricos privilegiados y el resto si se pueden morir todos los pobres mejor, se morirán de hambre, que no tienen la pensión de salud, que la gente está perdida en una Argentina dislocada y atravesada por la destrucción de todas las instituciones que por años edificaron una Argentina que hasta fue ejemplo en el mundo, caso de los hospitales, hospital escuela, otros hospitales acá en la provincia, todo destruyen, todos los días echan gente en las especialidades más especiales justamente con la pediatría con la parte de atención de enfermedades graves, anuncian vacunas pero las vacunas no están, anuncian muchas cosas que en la realidad no están y así está el país con todas las posibilidades diezmadas de los trabajadores, de los estudiantes, de los profesionales, todo recortado para este país que quieren solo de ricos muy ricos y los pobres que no sean vistos

– Y en ese marco ¿qué desafíos tenemos?

– Salir a la calle, salir a la calle, estar en la protesta, no estar sentado frente a la televisión con una mentira pública sino salir a la calle, movilizarse, y hacer la protesta pública es la única manera

-¿Ve formación política en la militancia?
– Yo veo que el gobierno anterior, de este no opino de la militancia porque no sé qué militancia tienen, el gobierno anterior si desperdició años de formación de cuadros con pibes y pibas de voluntad, de militancia.

– Antes enumeraba que la dictadura había sido no solamente estatal sino cívico y eclesiástica

– Estaba representada por civiles, militares, una parte de la iglesia católica argentina y el motivo era bien claro, fue por motivos económicos, empieza la época de la dictadura impuesta por Estados Unidos a través de un plan, cada región tuvo su nombre, un plan cóndor que abarcaba Perú, Bolivia, Uruguay, Chile, Brasil y Argentina que era una combinación del cono sur y América Latina, esto fue organizado desde Estados Unidos pero la dictadura empieza con una visita de Kissinger y venían a hacerlo con la fuerza de las fuerzas armadas.

– Si bien en un punto hay algo que no se puede comparar con la actualidad ¿ve similitudes?

– Este gobierno es civil, pero tiene actitudes de lo que fue el terrorismo de estado, no en la misma medida, pero en las calles se levantan jóvenes porque sí nomás, sin tener un motivo evidente de un atropello de un delito, a veces para hacer mérito la policía cuando está en la calle, es un gobierno fachista, contra el pueblo, otra vez presos políticos, presos jóvenes en las cárceles, es un avance de una policía que le da caza blanca para atropellar al pueblo

– De todos estos frentes que usted está hoy poniendo el cuerpo, en su concepción política, ¿hay alguno prioritario?

– La violación de los derechos humanos son todos prioritarios en estos momentos con este gobierno son 4 años que nos fuimos a pique, la violación de derechos humanos y de los derechos constitucionales, no tenemos estado de derecho, no hay a donde hacer una denuncia, la corrupción que hay en este país supera todo lo imaginado, salvo rescatamos los jueces que todavía nos quedan, que quieren hacer justicia en este camino que se les hace difícil, cada juez que destapa los embrollos terribles de este gobierno, tratan de separarlo, desviarlo de su carrera, hay mucha inmoralidad, hay mucha corrupción política y económica de este gobierno y se hace difícil todo.

– ¿Cómo ve la relación de la lucha de madres y las luchas de las mujeres de generaciones actuales?

– Lo del pañuelo verde es nuevo, es una expresión nueva de la mujer, que dejar de ser invisible, para salir a la calle a reclamar por sus derechos. Especialmente se salió por la defensa del aborto gratuito y a nivel social porque el aborto se hace clandestino, porque el Estado no quiere participar en solucionar un hecho que pasa, el aborto clandestino lleva a la muerte a las mujeres pobres, la mujer pobre decide hacer un aborto, tiene otros hijos, deja hijos huérfanos, no está atendida porque no tiene una economía que le permita lo que tiene que ser el cuidado del aborto y lleva a la muerte entonces lo que yo defiendo es la decisión de la mujer, su cuerpo es de ella, la decisión tiene que ser entre ella y en todo caso familiar, compartido con el compañero, con el marido. Una decisión propia donde no tiene que intervenir ni la iglesia absolutamente y la mujer tendría que tener asegurado la protección del Estado como corresponde, sin problemas de salud, no es un problema religioso ni moral, es un problema de salud, exclusivamente

-¿Cómo se define políticamente?

– Sigo siendo una madre, no participo de ningún partido político. Empecé como madre, salí a la calle como madre, sigo perteneciendo a las Madres y mi participación en todos lados es como Madre de Línea fundadora, aunque estoy en otras agrupaciones, Diálogo 2000 que es un movimiento que se creó en el año 2000, 1998 en realidad, cuando se iba a condonar la deuda externa en los países pobres a pedido del Papa en ese momento que no era éste, de la condonación de la deuda en los países pobres no se llegó a hacer, no les convenía a nadie, menos al fondo de Cáritas internacional. Tengo participación en los movimientos que luchamos en contra del pago de la deuda externa, la defensa del agua, de los bienes naturales, apoyo las comunidades indígenas, apoyo a los movimientos sociales que están en defensa de la salud pública, de la educación, de la cultura, una siente la necesidad de estar donde hay injusticia, ahí nomás donde hay injusticia. Las madres vamos a audiencias públicas donde se van a condenar a jóvenes que no cometieron ningún delito, pero los jueces reciben presiones para meter preso, si son jóvenes más todavía, entonces ahí estamos. A veces se cambia hasta la carátula de ver que estamos 2 o 3 madres en una audiencia, si estamos es porque estamos sufriendo una injusticia. Estamos en los conflictos apoyando a los trabajadores, trabajamos en el campo de la educación, de la salud, no hacemos partidismo político, es el rol que desempeñamos y todos los días tenemos llamados, acompañamientos, a veces en los juicios, acompañar a los familiares, en este logro tan grande que tuvimos del gobierno anterior que son los juicios donde tenemos un privilegio que los testigos son éticos, solidarios, no se olvidaron de sus compañeros y compañeras que quedaron soterrados en esos campos del horror, abogadas y abogados tan comprometidos como los testigos y fiscalas y fiscales y juezas y jueces que tenemos, por ahora esa riqueza, que tratamos de mantener para que sigamos hasta que no quede ningún genocida impune, es un trabajo arduo, y es empujar los juicios. El gobierno éste querría terminar, pero desgraciadamente para ellos nosotros estamos dispuestos a seguir luchando.

-¿Es feminista?

– Las madres fuimos sin saberlo, no está, no estuvo declarado, fuimos feministas en actitud, dejando la casa, con disgustos, porque los padres tenían miedo, después cuando se llevaron a Azucena, a Mari, todo fue peor y lo mismo dejamos la casa, salimos y sin saberlo éramos feministas o grupo de mujeres, una agrupación de mujeres. Fue una actitud no solamente maternal, fue de mujeres, femenina, una explosión femenina. Les quiero avisar que yo tengo un equipo de fútbol femenino que se llama Norita fútbol club y van bien las pibas, ingresó mi nieta y yo soy la número 10. Juegan todos los viernes acá en Caballito, el otro día el domingo pasado fui, era un predio con 3 canchas simultáneas, en una jugaban varones, las otras dos eran, eran las mujeres aguerridas. Ahora además la pelea con la AFA para reconocer el fútbol femenino como parte del deporte. De ahora en más cada club tiene que tener su equipo femenino. Ya tenemos el primer grupo y la primera mujer firmó contrato con San Lorenzo. Yo digo que las mujeres salieron de la invisibilidad, mujeres que lucharon en distintos lugares muchos años y nunca fueron reconocidas, ahora asusta porque es un comienzo, hay hombres que dicen y bueno ahora, no no, no es ahora, la mujer tiene historia, nació con la civilización, María Magdalena dicen fue la primera perseguida y la virgen es toda la historia, este movimiento no tiene que ver la religión pero un día decidieron el Ni una menos y salieron a la calle y entonces sabés que asusta porque hay muchas mujeres que nunca pudieron asomar la nariz a la calle, nunca pudieron expresarse libremente porque el varón siempre fue el que tenía la última palabra y de repente ahora como la mujer tuvo la necesidad de salir a la calle, a pelear para mantener su casa, de la misma manera tienen los derechos adquiridos para dirigir su casa y sus hijos. Siempre hubo desigualdad, la mujer no podía decidir si llevaba a los hijos de veraneo y el hombre sí viste, eso se peleó mucho, ahora ya está y chau no hay vuelta para atrás

– ¿y en esa historia Evita que rol le parece que tiene?

– Evita no fue feminista no, porque ella era Mi general. El voto, el voto femenino, yo me enrolé en el 48 con la ley de Evita y voté ahí en las primeras elecciones, ella le hablaba al pueblo, no les hablaba a las mujeres. Ella dentro de sí lo amaba tanto al general que entonces era la luz de sus ojos. Representaba a la mujer con una fuerza que el género lo puso al descubierto viste, acá las mujeres dicen que ella pasó por arriba los desprecios, los ataques, todo lo que le hizo la sociedad esta machista.