Arrasados los derechos, profanados los deseos y los sueños. En el coventry mutilado por el racismo y la desocupación. Mientras los perros de la codicia de Margaret corrían por las calles del reino unido. The Specials, una mezcla de Jamaica y basura blanca inglesa, irrumpieron en la escena, mezcla de protesta, política y skanking. Pusieron en el walkman de los pibes desocupados de inglaterra canciones como ghostown, describiendo el páramo de las ciudades después de una tormenta de neoliberalismo.

Después de 37 años profesan que la historia es un círculo, que los desoladores 80 pasaron, pero llegamos al brexit con xenofobia, discriminación y racismo, pero que seguimos bailando. Encore, un disco doble híbrido entre el estudio y el vivo, arranca con un tema de Eddy Grant. El mismo que se comió unos ravioles con doña tota Maradona y tuvo la primera banda interracial de inglaterra. Ska, funk, riddim, nada falta, feminismo explícito antiracista con Saffiyah Khan, la joven que se enfrentó a la xenófoba EDL, armada solo con una sonrisa y una remera de The Specials en los diez mandamientos. Antipolítica comprometida en vote me, lo hipnótico y cubista de Life and Times. Lo demás, dos shows en vivo nada menos que en Le bataclan en el 2014 y en Londres en el 2016. Los Specials volvieron y, como siempre dicen algo, esta noche, con una botella en el bolsillo y una banda de amigos apiñados en un Valiant colorado, no dejen de escucharlo.